Origen de la lencería femenina

Corset de época

La historia de la ropa íntima se remonta casi hasta los orígenes del ser humano. Las razones de frio e higiene fueron las que llevaron a crear las primeras prendas de ropa, fue en el año 1360 a.c donde ya existían las primeras camisas de lino. Aunque, en la actualidad todavía se utilizan con fin higiénico, se han convertido en prendas muy estéticas, las cuales han servido para que el sector de la moda crezca a velocidad de crucero.

La ropa ha servido, sobre todo a la mujer , para conseguir una estética única conforme a la época. El cuero fue el material por excelencia con el que se elaboraron las primeras prendas de ropa hasta llegar a la actualidad con su evolución.

Durante la antiguedad, la mujer tuvo una historia muy diferente al hombre en cuanto a ropa interior se refiere. La moda y la belleza siempre han estado presente hasta llegar a la actualidad.

Durante la época grecorromana, las féminas ya utilizaban algunas prendas que podrían considerarse íntimas, pero como bien hemos anteriormente, con fines estéticos e higiénicos. Las telas y los cueros eran ahora los protagonistas para cubrir los cuerpos de la mujer, ya que su único objetivo era resaltar sus cuerpos, aprovechando la ocasión para seducir.

Desde los tiempos de Homérico, cuentan que Afrodita le facilitó un ceñidor a Hera para intentar conquistar a Zeus. Este ceñidor, denominado Zóster permitía a la mujer conseguir una figura estética, dejando los senos al aire y sostenidos hacia arriba. El erotismo era clave en esa época, lo cual el Zóster alcanzó una gran popularidad entre todas la mujeres de la época.

LLegados al matrimonio, las féminas casadas usaban otra prenda para sujetar los senos, llamado apodesmo, que es el antecesor del sostén. Este tipo de prenda destacaba entre la sociedad femenina por sus vivos colores y sus llamativos adornos.

La historia llegó a una época donde se comenzaron a escuchar a los primeros fieles cristianos, los cuales mostraban un gran desinterés por colocar en las féminas ropas o complementos sin finalidad funcional, simplemente por el hecho de seducir.

Otra de las prendas por excelencia para seducir y por comodidad fue el camisón o el Chemise. Durante la edad media se usaba para marcar las diferencias sexuales. Normalmente se solía dormir desnudo, pero existía una camisa de cama muy parecida al camisón. En el siglo XVII solo la clase alta de la sociedad podía permitirse la adquisición de este tipo de prenda por su coste elevado.

Los avances y los cambios de moda durante la época llevaron a poner sobre la mesa críticas y opiniones de diferente índole. En la Edad Media, los medios sanitarios pensaban que cuidar mediante lavado las zonas íntimas era dañino, por lo que recomendaban mantenerlas siempre aireadas con el uso de faldas y prendas para mantenerlas cuidadas cuidadas con su propia humedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.